Archivo por días: 24 octubre, 2015

Historia del Tamal

HISTORIA DEL TAMAL

images (1) images (2)


 

El tamal (del náhuatl tamalli, que significa envuelto) es un nombre genérico dado a varios platillos americanos de origen indígena preparados generalmente con masa de maíz cocida normalmente al vapor, envuelto en hojas de la mazorca de la misma planta de maíz o de plátano, mashán o bijao, maguey, aguacate, canak e incluso papel aluminio o plástico. Pueden llevar o no relleno, el cual puede contener carne, vegetales, chile, frutas, salsa, etc. Además pueden tener sabor dulce o salado.
Existe evidencia de que las culturas predominantes en México que llevaron el maíz a otras culturas y regiones, también llevaron consigo platos y formas de cocinar el maíz. Siendo el tamal un método sencillo de cocción del maíz, es posible pensar que podría haber sido inventado en alguna de las posibles regiones origen del maíz, es decir desde México, hasta Sudamérica y de ahí llevado a otras culturas y regiones..
Los tamales son descritos en México por Fray Bernardino de Sahagún en Historia General de las cosas de Nueva España a principios del siglo XVI.

Comían también tamales de muchas maneras; unos de ellos son blancos y a manera de pella, hechos no del todo redondos ni bien cuadrados… Otros tamales comían que son colorados…
Fray Bernardino de Sahagún.

Sahagún y otros autores hacen referencia al tamal no sólo como comida de la gente común, sino de los nobles, de los sacerdotes en ceremonias especiales de ayuno.
La evidencia arqueológica muestra al tamal como parte de la vida cotidiana de algunas culturas de México en la época prehispánica, además de usarse en rituales religiosos, en ofrendas y tumbas. En el caso de los mayas, hay esculturas y pinturas de los períodos mayas clásico y postclásico temprano.
En ningún país existe tanta diversidad de tamales como en México. Cada región y estado tiene ciertos tipos de tamales, tantos que su variedad se calcula entre 500 y 5,000 en todo el país.5 6 Algunos expertos estiman el consumo de tamales en cientos de millones anuales.

En el libro de crónicas titulado Historia general de las cosas de Nueva España, de Fray Bernardino de Sahagún (1500-1590), además de datos importantes sobre la cultura azteca: teología, lengua, astrología, etc, aparece también la narración de costumbres y hábitos. Es el caso de la alimentación azteca, donde el autor señala la gran variedad de tamales (del náhuatl tamalli) que se vendían en los mercados y su uso en las ceremonias como el Huey Tecuilhuitl (traducido como “Gran fiesta de los señores”), donde las mujeres desde la noche anterior preparaban los tamales para honrar a sus dioses.


 

Historia del Huarache

Carmen Gómez, fundadora de “El Huarache” en el Canal de la Viga.

El huarache es un platillo típico mexicano, cuya forma simula las sandalias que utilizan los indígenas como calzado. Está hecho con masa de maíz y muchas veces está relleno de fijol. Es común que se sirvan con bistec o costilla o huevo estrellado y se acompañan con salsas y queso

Historia

Preparación de los huaraches típicos.

Se tiene conocimiento de que la creadora de este platillo fue la señora Carmen Gómez Medina, quien inició vendiendo sopes y tlacoyos cerca del Canal de La Viga, al oriente de la Ciudad de México. Al experimentar con la masa de maíz y el frijol, que son los ingredientes principales del huarache, elaboró una especie de tlacoyo más alargado, el cual rellenó con frijoles y al que, en la parte superior, hizo algunos agujeros, denominándolo huarache. A partir de ahí, el platillo comenzó a popularizarse entre la gente con ese mismo término. Años más tarde, Gómez Medina se trasladó al Mercado de Jamaica y de ahí a un local en la calle de Torno, colonia Artes Gráficas, en la actual delegación Venustiano Carranza. Sus descendientes continuaron la tradición del negocio familiar, a la vez que el plato ya había pasado a formar parte de la tradición popular.

El huarache original no se parece a un sope ni a una memela. Tampoco puede ser catalogado dentro del rubro de los tlacoyos. La característica principal del huarache es la forma alargada que posee y a diferencia del tlacoyo no está relleno de frijol, lo que lo diferencia de los demás antojitos mexicanos, que no poseen agujeros en la parte superior. 

Actualmente el Huarache a tenido diversas variantes, las cuales intentan satisfacer el paladar de los comensales.

Si deseas probar un exquisito Huarache no dudes en probar los de El Orgullo